Bienvenidos a Tristán de Acuña, el lugar habitado más remoto del mundo

Tristán de Acuña y Edimburgo de los Siete Mares…

Tristán de Acuña es el lugar habitado más remoto del mundo, colonia británica formada por un conjunto de cuatro islas. ¿Qué quiere decir esto? Que es el sitio más alejado de cualquier otro lugar habitado y sus 305 habitantes son por tantos las personas «menos vistas de este planeta» o su famoso pub «Albatross bar» es el pub más aislado y tranquilo del mundo.

Las cuatro islas son:

  • Tristán de Acuña (isla principal y habitada de la que hablamos aquí)
  • Gough (donde hay una estación meteorológica sudafricana con siete operativos)
  • Nightingale
  • Isla Inaccesible (restos de un volcán extinto, rodeada de acantilados, de ahí su nombre)
Tristán de Acuña, el lugar habitado más remoto del planeta

Tristán de Acuña está situada en mitad del Atlántico Sur, a 3360 km de Sudamérica y a 2816 km de Sudáfrica. El territorio habitado más cercano es otra isla, Santa Elena (la isla donde estuvo confinado Napoleón), a 2161 km al norte. La isla principal, de unos 98 km², tiene un relieve muy montañoso debido a su origen volcánico, pero existe una zona llana en la costa noroccidental, denominada The Hillpiece, lugar donde se encuentra Edimburgo de los Siete Mares, que es la capital administrativa y único sitio habitado que ya evoca el exotismo de esta zona con su nombre.

El terreno hace imposible que un avión pueda aterrizar por lo que sólo se puede llegar en barco (desde Ciudad del Cabo son unos 18 días navegando en velero, 6 días si es embarcación de recreo). El acceso a la isla principal es tremendamente complicado, debido a su lejanía y a que está rodeada por acantilados de más de 600 metros de altura así como por la meteorología.

Historia de Tristán de Acuña

Descubierta en 1506 por el navegante portugués que le dio su nombre, Tristão da Cunha, empezó a estar habitada de manera estable a principios del siglo XIX, cuando fue anexionada por la Corona Británica en 1816. Por aquel entonces, los británicos no querían que el archipiélago fuera utilizado por los franceses como base para intentar llevar a cabo una operación de rescate de Napoleón, confinado en la isla de Santa Elena. Desde entonces ha mantenido una población estable de unos 280 habitantes en su asentamiento de Edimburgo de los Siete Mares, llamado así en honor a la visita que hizo el Príncipe Alfredo, Duque de Edimburgo, en 1867, en su vuelta al mundo.

La isla ha sido base de piratas, de balleneros, de expediciones de la ruta de las Indias, de cazadores de focas…. Los primeros colonos a principios del XIX llegaron de Estados Unidos de América.

Tristan da Cunha, the Remotest Island

En 1876, el gobierno británico la declaró formalmente parte del Imperio británico y en 1938 la isla fue considerada dependencia de Santa Elena. Una curiosidad, es que el equipo de Shackleton, tras su muerte, en su última expedición también estuvo en la isla desarrollando labores científicas.

En el siglo XX la isla se utilizo además para monitorizar el tráfico marítimo por el Atlántico Sur  así como las radiocomunicaciones de los submarinos nazis en la segunda guerra mundial (U-Boats)

Curiosidades de Tristán de Acuña

Todos sus residentes son granjeros descendientes de una de las siete familias que la colonizaron provenientes de Escocia, Inglaterra, Holanda, Estados Unidos e Italia y de hecho existen ocho apellidos en la misma. Ellos mismos te harán de guías cuando te acerques a descubrir tanto la isla principal como las maravillosas islas adyacentes, Patrimonio de la Humanidad por su naturaleza y donde destacan la isla Inaccesible (10 km2) y la isla Nightingale (2 km²),  situadas 35 km al suroeste de Tristán da Cunha.

Tristan da Cunha

Estuvo deshabitada de 1961 a 1963 por una erupción del volcan Queen Mary (que sigue activo aún), el pico más alto de la isla, con 2062 metros de altura, siendo la montaña más alta del Atlántico sur. En el 2001 pudo ocurrir algo similar cuando un ciclón extratropical alcanzo la isla, pero afortunadamente la cosa quedo en susto y arrancó varios tejados.

Sus principales actividades económicas son la venta de la langosta (Jasus) y de sellos o monedas, principalmente a coleccionistas, aunque la agricultura (campos de patatas) y la pesca sigue siendo la principal ocupación de los isleños. La tierra es comunitaria y pertenece a todos.

Sello Tristan da Cunha

Una de las curiosidades es que tiene un campo de golf, un café (The cafe of Tristan), un Pub (The Albatros Bar) y una línea de autobús.

En la isla se consume un número bastante elevado de botellas de whisky. Así durante 1993 y 1994, cada individuo bebió el equivalente a casi cincuenta litros de whisky de media por año. Por cierto, también se consumen los huevos de pingüino (de penacho amarillo) ya que el mismo pone dos huevos, pero uno de ellos no es fértil así que es habitual entre los habitantes comer este huevo.

Otro hecho curioso, data del 1958, cuando como parte de un experimento llamado Operación Argus, la Marina de los Estados Unidos detonó una bomba atómica de 100 millas (160 km) de altura en la atmósfera superior a unas 109 millas (175 km) al sureste de la isla principal.

Fue citada, entre otros, en Las aventuras de Arthur Gordon Pym de Edgar Allan Poe, en Un capitán de quince años de Julio Verne, la primera vez que divisan tierra al final de su largo viaje, en La esfinge de los hielos, y en Los hijos del capitán Grant del mismo autor, en donde se le dedica el segundo capítulo del segundo volumen. Varios capítulos de la novela El rey del aire, de Emilio Salgari, transcurren en el islote Inaccesible, perteneciente al archipiélago. Si te gustaría conocer más historias, existe una joya denominada «Atlas de Islas Remotas» de Judit Skalansky.

Tristan da Cunha

Volvo Ocean Race

En noviembre de 2011 el barco Puma’s Mar Mostro, de la Volvo Ocean Race, llegó a la isla tras romperse su mástil en la primera etapa entre Alicante y Ciudad del Cabo. Este acontecimiento sacó del anonimato al archipiélago en la prensa internacional.

La ciudad acogió  a la tripulación de 11 personas, que visitaron la escuela local St Mary’s School, hicieron un recorrido por la fábrica de procesamiento de pescado, jugaron al golf y recogieron suministros de emergencia en la tienda local de ultramarinos, la única existente.

Ver en este enlace como recogió el medio local esta situación y las curiosas fotos…

Tienda de ultramarinos Tristan de acosta

Turismo insólito en Tristán de Acuña

La única forma de llegar a la Isla principal es en barco. Hay tres tipos de barcos que pasan por allí:

  • Cruceros turísticos provenientes de Argentina que visitan la isla, normalmente de paso hacia la Antartida
  • Barcos pesqueros
  • El Agulhas, un barco que les conecta con Ciudad del Cabo y que pasa unas 8 veces al año. Este barco se negocio con Sudáfrica a cambio de que le dejaran usar la isla de Gough como estación meteorológica. Es la forma de transporte más utilizada por los locales y tarda en promedio 6-7 días en el trayecto pero a veces, por la meteorología puede tardar casi 20 días.

Por ello, los cruceros, como los que parten de Ushuaia en la Tierra del Fuego argentina, son la forma más conveniente de ver la isla.

Oceanwide Expeditions tiene cuatro cruceros que realizan paradas de tres días en Tristan da Cunha, el nombre dado tanto a la isla principal como al archipiélago circundante, incluidas las deshabitadas islas Nightingale e Inaccesible Island y las islas Gough (donde existe un asentamiento científico de 8 personas), que son reservas naturales como antes hemos comentado.

La atracción, aparte de llegar a uno de los sitios más recónditos del planeta, es disfrutar de su población de aves, que incluye pingüinos de penacho amarillo, varias especies de albatros de nariz amarilla, petreles, skúas, golondrinas de mar, lobos marinos y muchos otros.

Albatros de nariz amarilla

Como visitante, puedes formar parte de esta comunidad tradicional alquilando una casa de huéspedes (con servicio de comidas o cocina) o quedándote en casas con pensión completa. Aunque deberás saber que perteneces al nivel más bajo en prioridad a la hora de ser atendido en caso de urgencia o acceder a ciertos servicios administrativos.

Tristán da Cunha

En el caso de decidirte por el crucero, los desembarcos no están garantizados, ya que el 30% de los intentos realizados en zodiac desde 1998 han sido infructuosos debido al mal tiempo y a la pequeñez del puerto. Afortunadamente, los tours a menudo tienen en cuenta un día libre.

Te puedes considerar muy afortunado (seas militar, científico o viajero) si consigues llegar, sabiendo que sólo se puede hacer 60 días al año. Por si te lo planteas aquí dejamos un mapa turístico de Edimburgo y un vídeo de la BBC entrevistando a uno de sus habitantes.

Como curiosidad ante la opción de que decidas quedarte un tiempo:

  • Los móviles llegaron en el 2007
  • La televisión llego en el 2001, aunque los huracanes a veces interrumpen el servicio durante unos meses
  • No existe un servicio de internet de banda ancha, es decir, durante tu tiempo en Tristán de Acuña olvídate de vídeos o películas en streaming.

También podrías compartir una foto mencionando nuestro Twitter para que te hagamos el homenaje que te mereces: @emodestinations https://twitter.com/emodestinations

Mapa Edimburgo de los Siete mares

Si has llegado hasta aquí, y además has descubierto como consecuencia de este confinamiento nuestro portal, nos gustaría darte la bienvenida, invitarte a seguirnos regularmente ya que tenemos algunas sorpresas próximas que esperamos te gusten y además nos gustaría invitarte a descubrir algunos de los post que nuestros lectores valoran (las tres primeras posibles para este verano de 2020 de Turismo Interior si resides en España) más como:

Por cierto, si piensas en jubilarte en Tristán, olvídalo, no se permite la compra de tierras ni el asentamiento de personas de fuera de Tristán, aunque no eres el único que se lo ha planteado…

Carlos S, Director Creativo de Destinos Experienciales.