El Camino Inca de Cuzco a Machu Picchu

El Camino Inca es una ruta épica, iniciática, cosmológica desde la capital del imperio de los Incas, Cuzco, al Santuario, energético y mágico de Machu Picchu

El camino del Inca, es la ruta mas famosa de América y por tanto tiene un sitio propio y merecido entre las grandes rutas del mundo. Se trata de 43 kilómetros entre bosques, espesas nieblas, antiquísimos escalones de piedra y vistas sobrecogedoras y majestuosas.

Un comienzo épico, Cuzco, la capital del imperio y un final mágico, de madrugada…cuando por primera vez divisas Machu Picchu desde la mítica Puerta del Sol.

El camino del Inca, la “energía” del Imperio Inca y Patrimonio de la Unesco

El camino Inca patrimonio de la Humanidad 

A este camino, se le denomina también Red caminera del Tahuantinsuyo, que es como se denominaba al territorio de los Incas. El imperio Inca tuvo su apogeo entre los siglos XV y XVI, abarcó cerca de dos millones de kilómetros cuadrados entre el océano Pacífico y la selva del Amazonas, desde Pasto en Colombia hasta el rio Maule (Chile) por el sur, vertebrando toda la región andina.

 Por tanto, no nos sorprenderá, conocer que los incas tenían una red de caminos que abarcaba más de 60.000Km conectando Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina de los que casi 40.000 sobreviven hoy en día. No es extraño que los incas fueran descritos, según los españoles del siglo XVI, como la sociedad mejor organizada del mundo.

El camino inca a Machu Picchu, ocupa un espacio entre las mejores obras de ingeniería, hecha completamente a mano, ya que los incas no conocían la existencia de la rueda o el hierro. Igualmente, se dice que aceleró el proceso de expansión de los españoles en el territorio, ya que aprovechando dicha red podía llegarse a todos los rincones.

Por todo lo anterior, la Unesco declaró en 2014 la red de caminos incas como Patrimonio de la Humanidad y muchos de sus tramos aún son recorridos por personas de las distintas etnias de la vasta región de los Andes.

Un ejemplo de lo antes mencionado es la etnia andina de los Kalawaya (curadores itinerantes) quienes gozan de amplio reconocimiento en América del Sur como “médicos-sacerdotes” y que usan el camino inca para reciclar su energía, de ahí la fama del camino como “energético o lleno de espíritu”.

Cuzco, el centro del imperio inca que conecta con todos los Huacas

Cuzco

Cuzco, a 3.400m de altitud, fue la capital del imperio de los Incas. Todos los caminos partían de esa ciudad y permite llegar a todos los Huacas o Wacas, lugares sagrados de los Incas: templos, santuarios, tumbas y otros espacios naturales, todos ellos increíblemente bellos.

Cuzco es una ciudad única (“el ombligo del mundo”), tanto por su ubicación, como por los monumentos que alberga, por sus alrededores y por la fantástica muralla Inca que todavía se conserva, curiosidades como la Piedra de los doce ángulos así como las ruinas incas del Valle Sagrado.

El Valle Sagrado era para los incas la proyección terrestre de la Vía Láctea, una pasarela entre el mundo de los humanos y el de los dioses. Una excursión al sobrecogedor yacimiento de Moray, a las salinas de Maras, visitar la joya de Chinchero, uno de esos pueblos coloniales que se te quedan grabados o las ruinas de Ollataytambo es una alternativa o complemento, según el tiempo que tengamos, a nuestro Camino Inca.

El Kilómetro 82 (Chilca), arranque de la primera etapa hasta Wayllabamba (Huayllabamba)

 Mapa de El Camino Inca versión clásica

El Camino Inca comienza en el kilómetro 82 de la vía férrea que conduce a Machu Picchu (a 2 horas y 30 minutos en bus desde la ciudad de Cusco). Luego comenzará el ligero ascenso hacia el valle de Cusichaca (Kusichaca) entre restos arqueológicos (tumbas, acueductos) terrazas y algún cañon, pasando por las ruinas de Llactapata (2.480 metros) para finalmente llegar al pueblo campesino de Huayllabamba (3057m)

Coronar Warmiwañuska, la épica y dureza del segundo día

Warmiwañuska

En la segunda etapa, prepárate para que tus neuronas se vuelvan locas…

Desde Wayllabamba, comenzamos una subida de 1.200 metros a través de un sendero, con escalones de piedra en varios tramos, a la sombra de los quenuales, para finalmente coronar el Warmiwañusca (paso de la Mujer Muerta), el punto más elevado de la ruta (4.200m) y donde las emociones estarán a flor de piel.

Es posible que en este punto los guías te inviten a realizar un descanso e incluso una sencilla ofrenda de hojas de coca a la Pachamama o diosa de la Tierra y luego descender para terminar la jornada en Pacaymayo.

Descenso vertiginoso hasta Sayaqmarka: un lugar lleno de misterio y encanto

La tercera etapa es la más larga pero la más interesante para muchos viajeros por las múltiples atracciones del descenso destacando la red de antiguos asentamientos incas construidos en granito como Sayaqmarka,  Phuyupatamarcao

Runkurakay

El primer hito de este día es Runqurakay (Runkurakay), el segundo paso a 3800 metros, grupo arqueolófico con forma ovoidal, que tal vez fue un pequeño lugar para el descanso y el culto. Tras ello descendemos a Yanacocha (laguna negra), para adentrarnos en un nuevo sendero de escalones de piedra que nos llevará a Sayaqmarka, un lugar mágico, con edificios, santuarios, patios, canales y coronado seguramente por un templo y observatorio astronómico.

Sayaqmarka

Posteriormente, de nuevo por un camino cuidadosamente empedrado, pasaremos un impresionante túnel labrado en la roca de 20 metros, tras el cual avanzaremos para alcanzar Phuyupatamarca (“lugar sobre las nubes”) (3.680 m). Estamos inmersos en un escenario abrumador por su dominio visual y por nuestra elevación sobre las nubes.

wiñay waina

Seguimos con nuestro descenso, 3 km más, hasta el Centro de visitantes de Wiñay Wayna. El asentamiento de Wiñay Wayna (“por siempre joven”) tomo este nombre posiblemente debido a la abundancia de esta especie de orquídeas que florece durante casi todo el año en toda la zona. El gobierno peruano y el Fondo Viking firmaron un acuerdo en 1940 para investigar la zona, y envió una expedición dirigido por el profesor húngaro Paul Fejos, que descubrió el asentamiento en 1941.

wiñay waina orquídea

Intipunku o Puerta del Sol, el escalofrío de ver Machu Picchu de madrugada…

Por último, desde Wiñaywana, a través del camino labrado en la cara de la montaña, dejando al otro lado profundos precipicios avanzaremos hasta llegar a unas escalinatas que nos situarán en Inti Punku o Puerta del Sol, ya que en ciertas épocas del año, desde Machu Picchu, se puede apreciar al sol salir justo por ese punto.

inti Punku o Puerta del Sol

Es la primera vez que podremos tener una vista panorámica de Machupicchu y dejar grabado en nuestra retina una visión épica y mágica que nos acompañará para siempre, para mi es una épica que imagino bajo los sonidos del Nessum Dorma en la voz de Pavarotti…

Machu Picchu es la enigmática y asombrosa ciudad inca, construida en medio de dos montañas y uno de los lugares más energéticos del planeta.

Machu Picchu

Una curiosidad es que esta maravilla no termina con construcciones como el templo del sol o el templo del Cóndor sino que continúa debajo. Machu Picchu fue construida sobre complejos sistemas de canales, drenaje e irrigación subterránea, impidiendo que las intensas lluvias de ceja de selva amazónica dañen sus más de 150 estructuras, sus terrazas agrícolas en las laderas de la montaña, o la red de caminos que llegaban a ella.

Templo del Condor

Por cierto Machu Picchu está aún sujeta a controversias. ¿Habrá sido un lugar de residencia del Inca o un lugar de refugio? ¿Una fortaleza o por qué no el famoso El Dorado?

¿Cómo volvemos?

La vuelta se realiza en autobús desde Machu Picchu a Aguas Calientes y desde allí en tren hasta Cuzco.

Datos de interés para hacer el Camino del inca

Camino del Inca Recomendaciones

  • Reserva con tiempo : Seis meses a un año para ir en temporada alta (Mayo a Septiembre). Puedes comprobar la disponibilidad de plazas en www.camino-inca.com
  • Búscate un operador: La excursión no se puede hacer por libre, debes ir con un operador autorizado, sólo se permite el acceso a 500 personas al día. En los controles a lo largo del camino te pedirán tu número de pasaporte.
  • Precios: De 360 a 450 Euros según el tipo de ruta
  • Mochila y Calzado: Llévate una mochila cómoda y ergonómica, un calzado (no te lleves un calzado muy gastado para evitar que se te rompa allí, incluso no es preciso que sean botas de montaña, con una semibota o zapatilla de trekking es suficiente) para la caminata y otro para relajar los pies al terminar. Usa las correas del pecho y cintura para distribuir el peso e incluye un chubasquero y bolsas de plástico (para proteger la ropa) si vas en época de lluvias.

 

El descubrimiento de Machu Picchu: Hiram Bingham y Víctor Wolfgang von Hagen 

Los caminos del Sol Von Hagen

Profundizar en la historia de El camino Inca y su inclusión entre las grandes rutas experienciales del mundo: El Camino de Santiago, Ruta 66, Ruta 40 , la Ruta de la Seda entre otras nos ha llevado a dejaros pendiente una nueva entrega, relativa a su descubrimiento y a hacer justicia a dos grandes personajes a la hora de popularizar y dar a conocer tanto Machu Picchu como El camino inca. Son dos americanos con historias similares de los que hablaremos otro día pero dejamos una anécdota recogida en el libro “Camino al Sol” que narra las vivencias de uno de ellos (Von Hagen) :

 

” Un mensaje enviado con el corredor oficial (Chasqui) de Quito a Cusco podría cubrir una ruta de 1230 millas (2000 km) en cinco días. De Cusco, el mismo mensaje podría enviarse al punto más lejano del Lago Titicaca en tres días…. ” Y célebremente”, Y en su palacio en Cusco, el Inca podía cenar pescado fresco traído desde la Costa, a una distancia de 200 millas encima de los Andes más altos, sólo en dos días.“