Tendencias turismo experiencial: “ciudades bosque” y “resorts coworking”

Que el turismo tiene una implicación directa en la sostenibilidad, nadie lo cuestiona especialmente el turismo experiencial, hasta el punto que la Organización Mundial del Turismo declaro al 2017, Año internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. En este post, queremos destacar lo que es una tendencia y es la creación de significado y por tanto vivencias para los turistas y viajeros conectando sostenibilidad con estilo de vida a través del diseño y la arquitectura.

Ambos son proyectos, pero nos gusta de vez en cuando compartirlos con nuestros lectores, como hicimos con Garden Bridge,  por que creemos que marcan tendencias de creación de significado que muchos de vosotros podréis conectar con vuestras actividades e ideas para impulsar un turismo más innovador y experiencial.

Un coworking en medio del Himalaya, en el Kanchenjunga

La exclusividad es uno de los grandes impulsores del turismo de experiencias, imaginemos un espacio de convivencia y trabajo rodeado de cascadas, junto a un río limpio y sonoro y donde nuestra vista se deleita al tiempo que nos sobrecoge al contemplar una de las montañas mas altas del mundo, el Kanchenjunga en el Himalaya, la tercera montaña más alta del mundo.

La tercera montaña más alta del mundo

Sin embargo, en un sitio tan paradisiaco, podemos tener Internet de alta velocidad que nos asegura el teletrabajo desde un entorno excepcional para una persona, un equipo de trabajo y/o amigos o una familia.

Carlo Ratti Copyright

Se trata del proyecto del arquitecto italiano, Carlo Ratti, profesor del Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT) y que ha trabajado ya en varios proyectos donde combina espacios físicos con sistemas digitales de última generación. En este proyecto, Ratti trabaja con otro arquitecto, basado en Milan, Michel Bonino. Ambos han elegido el valle del Pankhasari en el Himalaya para promocionar la unión del turismo sostenible con el nomadismo digital.

La idea es la de vivir “como en vacaciones” y trabajar “como si estuvieras en la ciudad”. Una vez más, enfrentar y conjugar fuerzas opuestas, reflejando la bipolaridad que tanto caracteriza las sociedadades avanzadas occidentales.

Carlo Ratti Copyright

Recientemente se publicaba un estudio de eDreams, donde a partir de las características de los viajeros europeos se identificaban seis motivaciones para el viaje: el hedonismo, la conexión personal con familiares o amigos, la singularidad del viaje, el sentimiento de pertenencia a un destino, el relax y, por último, el control de todas las facetas del viaje.

Para nosotros en este caso el viajero ha decidido dar un paso más allá y arrastrar la memorabilidad de sus viajes al día a día, trasladando su lugar de trabajo a un sitio increíble y sin duda aspiracional para muchos de nosotros.

 

Para los lectores, que buscan en este portal tendencias, aquí aparece una expresada directamente recogiendo las palabras de su creador: A pesar de que la cima de una montaña puede parecer un poco extremo para algunos, el valle de Pankhasari, en la cordillera del Himalaya, es el lugar ideal donde se puede estar conectado y, a la vez, experimentar nuevos conceptos de modos de vida y trabajo internacionales a más largo plazo, con la voluntad de construir un puente entre las comunidades locales y globales.

Carlo Ratti Copyright

Una ciudad bosque en China

Como muchos de vosotros sabéis China tiene un problema grave con la contaminación del aires (7 de las 10 ciudades con el aire más contaminado de todo el mundo están en China). Con el fin de dar con una solución al mismo y combatir el calentamiento global, el gobierno chino ha contratado a la firma de arquitectura italiana Boeri Studios para crear el primer espacio urbano ecológico del país.

Ciudad Bosque

Y como en China, todo será a lo grande, en este caso van a construir una “ciudad bosque”,  ubicada al norte de Liuzhou, en la zona montañosa de Guangxi, al sur del gigante asiático.

Esta “ciudad-bosque” contará con 40.000 árboles y un millón de plantas.

Su construcción comenzará en 2020 e incluirá la creación de oficinas, casas, hoteles y escuelas cubiertos con vegetación. Una vez que la ciudad esté finalizada -se espera que aloje a 30.000 personas- absorberá 10.000 toneladas de CO2 al año y producirá unas 900 toneladas de oxígeno.

El estudio de Stefano Boeri está trabajando en un proyecto para crear un Milán más verde: planificando una reforestación urbana con la que espera transformar siete patios ferroviarios en una red de parques, bosques, oasis y jardines frutales para uso comunal, conectados a través de carriles-bici.

Este proyecto se suma a otros que su estudio tiene en París o en varias ciudades de Países Bajos y Polonia, en donde está creando un bosque vertical para viviendas sociales.

Boeri explica que no se trata de edificios que alojen árboles, sino de hacerlos parte esencial de su estructura.

En este sentido, teniendo en cuenta que el 75% del CO2 se produce en las ciudades, y los bosques absorben entre el 30% y el 35%, la única opción para combatir el calentamiento global, según el arquitecto italiano, es “incrementar el número de árboles dentro de nuestras ciudades”.

Posiblemente, en la segunda mitad del siglo XXI, estas nuevas ciudades, hoy completamente fuera de la mente de los viajeros, (ver en la imagen superior la Ciudad Sostenible que se está construyendo en Dubai) serán los nuevos destinos de moda y con un poco de imaginación y creatividad un ejemplo de destinos experienciales o emodestinations.

Recuerda que lo supiste antes aquí, por que te traemos las tendencias y los últimos casos y ejemplos más relevantes de innovación en turismo.