Dormir en un faro es posible gracias a Faros de España

Los faros,  torres espigadas que iluminan las costas cuan lazarillos que sirven de guía a las embarcaciones en las noches de tormenta y arduo temporal.  Elementos de referencia de los paisajes costeros, ligados al mar y algunos de ellos protagonistas de las grandes historias de la antigüedad y de bellas impresiones en nuestro cerebro más emocional.

Estos rincones mágicos abiertos al mar son los protagonistas del proyecto denominado Faros de España, un plan de turismo experiencial que, liderado por Puertos del Estado y el Ministerio de Fomento, trata de transformar en hoteles diversos faros de la geografía española. A fin de devolverles a la vida manteniendo su valor patrimonial, con este proyecto se pretende crear nuevas experiencias aprovechando el potencial de estos faros, actualmente sin uso y algunos de ellos incluso abandonados.

Cabo Fisterra Faro

Ejemplo de cooperación entre el sector público y privado, el proyecto Faros de España supondrá una nueva puerta de entrada a la generación de experiencias, con nuevos recursos turísticos que darán un nuevo aire a las costas españolas, y que sin duda creará una visión diferente del turismo de litoral, más allá de la masificación del turismo de sol y playa.

El hecho de que la web se ubique bajo el denominativo lighthousesofspain.es demuestra una clara orientación a un segmento internacional. aunque existen algunas incongruencias como la imposibilidad de seleccionar idioma que esperamos se solucionen pronto.

Con unas vistas impresionantes, viajar a la costa ya no supondrá pensar en la típica imagen que siempre ha caracterizado a nuestras playas. Ahora hay una alternativa, una experiencia única y memorable que consiste en alojarse en un faro que en su día alumbraba las costas y que alberga en su interior un sinfín de historias que contar.

Faro Formentor

Actualmente, en España hay 387 faros, de los cuales tan sólo 50-60 están habitados por técnicos que se dedican a su mantenimiento y colaboran con la Autoridad Portuaria correspondiente. Aunque muchos de estos faros ya tienen diversos usos alternativos como restaurantes (Faro de Formentor, Baleares,  ver imagen superior) o salas de exposiciones (Faro de Finisterre, Galicia), con esta iniciativa turística se dará a los faros un uso complementario que permitirá crear por primera vez en España hoteles en su interior, siguiendo el ejemplo de otros destinos europeos como el Mar del Norte (Alemania).

Desde una casa rural hasta un hotel boutique, las antiguas viviendas de los fareros de diversas épocas permiten ser restaurados dando lugar a múltiples posibilidades turísticas que abren una puerta nueva hacia el turismo experiencial en España. Haciendo especial hincapié al respeto por el Medio Ambiente y a la conservación del entorno, el ecoturismo tiene un gran protagonismo en el proyecto Faros de España, lo que facilitará a los viajeros disfrutar de una experiencia de ecoturismo inigualable en nuestro país, ya que el cuidado del entorno y las magníficas vistas aportarán un gran valor añadido a la estancia del viajero.

Hoteles faro ya disponibles para reservar

Te presentamos uno de los faros en los que ya puedes reservar, el faro de la Isla Pancha, en Lugo, considerado por muchos viajeros experienciales uno de los más bonitos de España:

Faro de la isla Pancha

 

 

En este faro de Ribadeo, te atiende Marieta que según parece “engancha” a todos sus visitantes

Para que te hagas una idea, vivir o regalar una experiencia así en temporada alta se te puede ir a los 400 Euros, desayuno incluido y en temporada baja justo la mitad: 200 Euros, siendo ideal para dos personas que quieran vivir una escapada romántica o una desconexión unica y memorables por la sensación de estar en un lugar inaccesible viviéndolo en primara persona como protagonistas.

Igualmente puedes considerar, alojarte, de nuevo en Galicia, en Finisterre:

El O Semaforo Hotel forma parte del faro rehabilitado de Finisterre, situado a 3 km del pueblo de Fisterra. Ofrece habitaciones con calefacción, TV vía satélite y vistas al océano Atlántico y al faro.

Las cómodas habitaciones del Semáforo tienen suelo de madera y el hotel ofrece un restaurante a la carta y un bar con terraza donde puede relajarse y contemplar las vistas al océano.

Una cosa que nos sorprende, revisando ambos “hoteles faro” es la valoración en Booking de ambos cercana a 10, lo que confirma el concepto de experiencia memorable y única que Destinos Experienciales promueve.

Los faros, bellos y románticos edificios genialmente situados frente al mar contornean el litoral, perdiendo poco a poco el uso que tenían debido al avance de las nuevas tecnologías y que ahora volverán a la vida permitiendo no sólo su uso para el turismo slow, sino también para reducir su elevado coste de mantenimiento y acercarlos a la sociedad. El amor por el mar, la visión reconfortante de la luz en la recalada y la forma en la que nuestro subconsciente cuenta los segundos entre ciclo y ciclo hace de los faros algo especial que, con proyectos innovadores como Faros de España, consiguen devolver el valor que un día tuvieron, y que ya es posible resucitar mediante experiencias auténticas y llenas de historias marineras.

En realidad, y bajo nuestra modesta opinión, queda mucho por hacer, la página actual no permite reservar, los enlaces a otros portales de faros de Europa están rotos, no se contextualiza qué otras cosas puedes hacer por la zona, pero la iniciativa merece todo nuestro apoyo y esperamos que pronto la oferta sea mucho mayor y podamos disfrutar todos de alojarnos en un faro cerca de nuestras casas, esto merece la pena y es un ejemplo de como desde el turismo experiencial se puede impulsar una oferta innovadora y diferencial y además realmente con significado para muchos viajeros amantes de la soledad, el mar y la naturaleza.

mapa de faros de España