Una ruta experiencial de mar, historias y surf

Comenzamos el año con un reto personal, identificar una ruta experiencial que la naturaleza y la historia nos han regalado y que sólo nosotros como destinatarios podemos estropear o elevar a una dimensión de producto vivencial memorable como así han considerado ciertos productores de cine, series de TV, cazadores de leyendas y como no amantes del surf en este caso particular donde la naturaleza está representada por mar, tierra y brisa de mar.

Mont Saint Michel

Entre Normandía y Bretaña, en el estuario de un río, se alza imponente este lugar excepcional que atrae a turistas del mundo entero formando parte de los lugares más visitados de Francia. Una simple visita o un fin de semana en el Mont-Saint-Michel son una experiencia inolvidable, de ahí que sea patrimonio mundial de la Unesco desde 1979.

El Mont-Saint-Michel es conocido como la «maravilla». Victor Hugo decía hablando de él: « El Mont-Saint-Michel es para Francia lo que la Gran Pirámide es para Egipto » de ahí que reciba más de 3 Millones de visitas cada año.

El Mont Saint Michel tiene la particularidad de levantarse en un islote rocoso rodeado de una maravillosa bahía y es el escenario de la mareas más grandes (hasta 15 metros) de la Europa continental, de forma que cuando la marea sube se convierte en una isla mítica de cuento coronado por la abadía benedictina construida sobre un cementerio celta dedicado al dios galo del sol.

Su nombre proviene de las apariciones del arcángel san Miguel al obispo de la diócesis de Avranches Auberto, mientras dormía, con el encargo de erigir un oratorio en «Mont Tombe», hasta el punto que el arcángel habría dejado las huellas de su dedo en el craneo del obispo que se conserva como reliquia. La construcción debía ser una replica del santuario de San Miguel Arcángel en Italia y así se hizo en el 708. Carlomagno escogió al arcángel como protector de su imperio y el lugar se convirtió en centro de peregrinación pero tras la muerte del Emperador, se sucedieron las invasiones vikingas y se inicio la leyenda del Monte: ataques ingleses, luchas entre bretones y normandos, incendios, abandono de los monjes, esoterismo, prisión, lugar de artistas…

Allí puedes vivir una «experiencia memorable» observando la subida de las mareas desde las murallas, el nuevo puente pasarela o la plaza de la abadía si decides quedarte dentro. También puedes meditar en la cripta prerromana y admirar la belleza de la combinación del arte romano y las partes góticas.

Relacionado con el hecho de que se atribuye a un maremoto que inundo el bosque de Scissy que rodeaba al monte, convirtiéndolo en una isla, encontramos la curiosidad de que de no ser por las recientes obras realizadas (presa de regulación de las aguas del río, eliminación de la carretera dique por un puente pasarela…) en el 2040 el Mont Sant Michel habría perdido su carácter marítimo y estaría rodeado de praderas debido a los sedimentos.

San Juan de Gaztelugatxe

Situada en un enclave único en la costa vizcaína nos encontramos con esta joya de «islote ermita»,elevado unos 80 metros sobre el nivel del mar, atravesado por multiples túneles y unido al continente por un puente de dos arcos.  No cabe duda de que las vistas son espectaculares con el mar rompiendo en las rocas bajo nosotros y rodeados de monte y naturaleza. Además esta entre dos pueblos vizcaínos que bien merecen una visita, Bakio y Bermeo.

Su nombre proviene del Euskera: «gaztelu» castillo + «gaitz» difícil y como no también en torno a este sitio tenemos a unos monjes, los del monasterio de San Juan de la Peña (Jaca) que recibieron la donación de la ermita del Señor de Vizcaya, Don Iñigo López.

El acceso es espectacular: un estrecho camino que parte de tierra firme y cruza sobre las rocas por  un puente de piedra que permite llegar hasta la zona superior del islote después de ascender 241 escalones. El camino además está jalonado por sucesivas estaciones del Viacrucis y la ermita alberga una imagen de la Virgen de Begoña.

La ermita dedicada a la Degollación de San Juan, del siglo X, se considera de origen templario y se cuenta que en las cuevas del peñón la inquisición encerraba a los acusados de brujería. En el siglo XVI sufrió los ataques del pirata Francis Dracke que la saqueo, además se ha incendiado numerosas veces y ha sido reconstruida desde cero. Siguiendo la tradición de los templos marineros alberga ex votos de marinos que se han salvado de algún naufragio y la tradición indica que después de la costosa subida hay que tocar tres veces la campana para que se cumpla un deseo o se ahuyenten los malos espíritus.

Otra curiosidad es que los barcos de pesca bermeanos cuando salen a faenar en las largas campañas del bonito suelen realizar varios giros a babor y estribor para que el santo les de suerte y lo mismo cuando se inaugura un barco. En las aguas del cabo Machichaco próximo se produjo una batalla entre la marina republicana y la nacional.

Los huecos de las escaleras que asciende a la ermita, denominados como las huellas de San Juan Bautista, son lugar de peregrinaje de personas que les otorgan poderes curativos metiendo los pies en ellos para curar los callos o dejando chapolas o pañuelos para curar el dolor de cabeza.

Ermita de Nuestra Señora de la Lanzada

La Ermita de La Lanzada, se localiza a unos 5 km de Sanxenxo, en un precioso entorno paisajistico donde comienza el popular Arenal de la Lanzada. La mayor parte de este arenal no asciende a más de 8 metros sobre el nivel del mar y forma una de las mejores playas de Galicia, con una longitud total de 2,5 Km.

La ermita, formaba parte de una fortaleza medieval de defensa costera frente a los ataques vikingos y normandos, y quizás antes  la península que la soporta albergo un faro fenicio y vestigios de una salazón romana.

La ermita es una capilla de piedra sencilla de estilo románico de alrededor del siglo XII. El lugar estuvo habitado desde tiempos remotos como lo prueba la necrópolis cercana. También fue escenario de batallas entre Doña Urraca y el arzobispo Gelmirez hasta que en el siglo XIII fue destruida por los árabes. Actualmente conserva los restos de una torre. En la ermita destaca el ábside semicircular en la fachada posterior, el retablo barroco con la imagen de la Virgen y en la fachada principal un singular rosetón.

En el último fin de semana de Agosto se celebra la romería de la Virgen de la Lanzada. En la noche del sábado acuden cientos de mujeres que desean acabar con su infertilidad, sometiéndose al baño de las nueve olas en la medianoche. Al amanecer han de acudir por la ermita y deberán barrer el suelo para deshacer todo tipo de meigallos y males de ojo y seguidamente realizar la ofrenda a la virgen.

Otras leyendas de fecundidad, según GaliciaMáxica.eu, consiste en colocar ofrendas florales en la llamada «cama de la Virgen», una roca que se encuentra en la rompiente de la ermita. También este portal se hace eco de leyendas que aseguran la existencia de antiguos túneles que comunicaban la costa con las cercanas y también míticas islas Ons.

Surf, Cine y Series

El surf, el cine y las series son un reflejo muy claro del estilo de vida occidental que combinan el disfrute activo de la naturaleza y la cada día mayor atracción por los deportes extremos con el entretenimiento audiovisual y la influencia que el cine y las series de TV ejercen sobre gran parte de la población.

La ruta que hemos construido, combina ambos elementos. Al respecto del Surf tanto La Lanzada como San Juan de Gaztelugatxe son paraísos de este adictivo deporte:

  • La Playa de la Lanzada es excelente para la iniciación, con olas tendidas, aparcamientos, espacios reservados y escuelas de surf abiertas todo el año.
Ruta experiencial de mar, historias y surf

Bakio, San Juan de Gaztelugatxe

  • Junto a San Juan de Gaztelugatxe, está Bakio conocido lugar en el que muchos surfistas acuden a coger olas en la playa más larga de Vizcaya combinando olas suaves para la iniciación con olas de mayor fuerza para los más avanzados
Ruta experiencial de surf, mar e historias

Mont San Michel, macro

  • En Mont Sant Michel descubriremos una modalidad de surf curiosa: la ola de marea o macareo. Son olas que se forman en las desembocaduras de algunos ríos al llegar a mares «bravos» y que tienen la peculiaridad de mantenerse estables durante muchos kilómetros avanzando por el río ascendiendo en contra de la corriente del mismo.

 

En cuanto al cine y las series, la palma se la lleva San Juan de Gaztelugatxe, que ha sido elegido por HBO, la productora de Juego de Tronos, la serie más famosa de nuestros días,  para grabar alguno de los escenarios y localizaciones de la séptima y penúltima temporada convirtiéndose por tanto en lugar de peregrinación para fanáticos de la serie que recrean los paisajes de la misma. Antes allí se grabaron algunas escenas de la película bélica»Gernika» o del thriller «La Matanza» (Txarriboda)

En el caso del Mont Sant Michel su presencia ha sido muy intensa e imposible de recoger en este post, aunque sí alguna curiosidad como el hecho de inspirar el castillo de príncipe Eric, en «La Sirenita» de Disney o ser el escenario principal de la película «La sombra del Mont Sant Michel».

Terminamos por tanto esta ruta que la naturaleza y la historia nos han regalado como experiencial:

  • Escenario de leyendas, cuentos, relatos, anécdotas e historias.
  • Acceso a espacios protegidos, actividades restringidas o sitios de difícil acceso.
  • Sensación de singularidad combinando mar, tierra, aire y espiritualidad.

por los significados que cada viajero que se acerque a estos parajes obtendrá conectando su yo con estas sensaciones, sentimientos y pensamientos.

Carlos S

Director Creativo de Destinos Experienciales