El hotel de las Jirafas, un desayuno con ellas en Giraffe Manor (Kenia)

Pocas cosas hay tan entrañables como levantarte una mañana y encontrar cómo una simpática jirafa asoma la cabeza con curiosidad para intentar coger algo de tu desayuno. Esto sólo puede ocurrir en el denominado » hotel de las jirafas» en  Kenia, concretamente en el Giraffe Manor, un hotel boutique cuanto menos peculiar situado cerca de Nairobi.

En medio de un inmenso bosque autóctono de 47 hectáreas situado a unos 20 Km de la capital, encontramos este hotel único, ubicado al lado el Giraffe Centre, un centro que se encarga del cuidado y conservación de la Jirafa de Rothschild, una especia en peligro de extinción a causa de la destrucción de su hábitat en manos de los agricultores. Con tan sólo 10 habitaciones, el precio medio va desde los 89€ hasta los 220€ por noche. Este hotel fue una antigua mansión construida en 1930, conservando aún el encanto de épocas pasadas, ya que fue el hogar de Jocky Betty y Leslie-Melville, muy conocidos por su afán por preservar la Jirafa de Rothschild.

Además de las hermosas y llamativas jirafas, también se puede visitar desde el Giraffe Manor un orfanato de rinocerontes y elefantes, los cuales fueron rescatados y educados para que puedan sobrevivir en la sabana, enviándoles a una reserva donde puedan convivir con otros animales de su misma especie. Igualmente, en los alrededores del Giraffe Manor también se pueden ver jabalíes, bushbuck y más de 180 especies diferentes de aves. Así pues, este hotel no sólo ofrece una experiencia única de contacto con los animales, sino que también destaca por su labor social, ya que parte de los ingresos por alojamiento se destinan al Fondo Africano para la Protección de Especies Protegidas.

giraffe manor el hotel de las jirafas

Este hotel boutique, con sus impresionantes vistas a las colinas de Ngong, está diseñado especialmente atendiendo hasta el último detalle, haciendo de un paraje puramente africano un paraíso de la naturaleza y el lujo de la sabana. Una experiencia sin precedentes en una mansión de la década de los años 30, durmiendo en sus amplias y lujosas habitaciones, ideales tanto para familias como para parejas, y con la mejor compañía posible, las Jirafas de Rothschild.

Por cierto si te gusta observar o ver animales en su habitat, puedes leer también nuestro post sobre caminar entre gorilas de montaña en Uganda en este enlace o si prefieres elefantes te dejamos este otro.