La gastronomía de Santander (Colombia), un turismo de sensaciones

Para este post hemos invitado a Ethel Vega, Instructora Líder de Turismo y Cultura de la organización SENA en Colombia. Os dejamos con su post.

La diversidad de sabores de Colombia, hoy son un delicioso tema de investigación a la vez que un atractivo para miles de turistas que se movilizan a diario por las variadas tierras nacionales. Desde la Guajira hasta Leticia, pasando por Cartagena, Chocó, Antioquia, Caldas, Valle del Cauca, Cauca, Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Putumayo, es posible conocer la cultura colombiana a través de platos tradicionales acompañados de paisajes, canciones y personas que siempre se recordarán.

En los platos de barro, ingredientes indígenas se mezclan con ingredientes que cuentan la historia de árabes, españoles, alemanes, holandeses e italianos, y les dan vida a creaciones únicas que en las manos de cada cocinera obtienen matices organolépticos propios.

Arepa de Maíz pelado

Para el caso de Santander, la experiencia que tiene el turista comienza por la inigualable arepa de maíz pelado. Obtenida mediante un proceso de nixtamalización del maíz, al que se le entremezclan el chicharrón, la yuca y el queso, que sobre un tiesto caliente desprenden el olor de las mañanas santandereanas: olor a arepa. Ésta es una preparación de origen indígena, que actualmente cuenta con diversas variedades regionales, pero como la santandereana no encontrará en ninguna otra parte del mundo. Es la mayor expresión de la relación con el alimento sagrado americano: el maíz.

 

Maiz Santandereano

Arepa Santandereana Maiz Turismo gastronómico en Colombia

Estas arenas cocinándose casi pueden olerse desde aquí,..¡Que ricas! las mejores arenas que he tomado en mi vida se hacen aquí

Carne oreada

Los trabajadores de la región, en particular quienes laboraban largas jornadas en el campo o en los trapiches, solían consumir una espectacular carne oreada, que entre sabores dulces y salados, se ha convertido en una de las preparaciones más representativas del departamento, que acompañada con yuca y un vaso de guarapo han dado la fortaleza a los días laboriosos bajo el sol.

carne oreada turismo gastronómico

Ay, el cabrito, ese animal que alegra los días de vino y rosas…

En el medio del Cañón del Chicamocha, habita el cabrito, animal que llegó tras el contacto con los españoles pero que ha generado variedades especiales en este ecosistema. Al alimentarse exclusivamente de orégano criollo de la región, el sabor del cabrito santandereano es una experiencia olfativa y gustativa que lo sorprenderá gratamente. A partir del aprovechamiento de los subproductos de este animal, el turista también puede deleitarse con la pepitoria.

El cabrito, listo para consumir

 

La arepa santandereana de maíz pelado; la carne oreada; el cabrito; la pepitoria; los dulces de apio; de cidra; los raspados; las obleas noviazgo, matrimonio y dulce tentación; las onces gironesas hechas con chocolate artesanal de bolita y un tamal bien santandereano; el caldo con huevo; los sancochos; las sopas (si es con chorotas mejor); los tamales; los ayacos, la mestiza chicharrona; el guarapo, la chicha, y por supuesto las inigualables hormigas culonas, pueden ser experimentados por cualquier visitante de Bucaramanga y su área metropolitana a través de las Rutas Turísticas Culinarias:

  • Entre Carnes y Cueros,
  • Onces Coloniales,
  • Sírvame Tantica Sopa,
  • La Hormiga Sí Sabe a Bueno,
  • Dulce Cañaveral,
  • Camine Vamos con un Bumangués ó
  • ¿Vamos a Desayunar mano?,

Turismo de sensaciones por Colombia

propuestas que surgen a partir de un proyecto de investigación en turismo y cocina tradicional que viene adelantando el SENA desde varias regionales a nivel país desde hace 6 años aproximadamente.

Redescubrir las cocinas tradicionales en Colombia, y hablamos en plural porque a Colombia lo componen diversos micromundos y macromundos que expresan su vivir, su historia, sus pasiones y sus angustias en la comida, ha sido un reto que el SENA decidió asumir y que como estrategia de fortalecimiento las ha articulado con el turismo. Pero es un turismo donde el viajero se sensibiliza hacia las formas de producción de los alimentos, donde conoce de donde provienen y las personas que están detrás de cada ingrediente, para después acercarse a las cocinas donde la magia sucede y se materializa en un plato regionalmente colombiano.

Y si de lugares se trata… no deje de visitar a Nuestro Santander, que con sus 6 provincias, maravilla la los visitantes con su gran diversidad. Una tierra bravía, de aventura y magia, que cautiva a propios extraños, quienes comparten ´el orgullo de ser santandereanos´, porque cuando Usted pisa tierra Santandereana, a partir de allí, es Santandereano.

 

Para los que quieran saber más sobre las gastronomía colombiana dejamos aquí el link, que nuestra firma invitada, Ethel Vega, nos ha propuesto, la revista tantico sabor a leña: https://issuu.com/tanticosaboralena